lunes, 23 de abril de 2018

CUANDO LA DEMOCRACIA, ES UNA CÁSCARA VACÍA

Si sobra comida y miles de ciudadanos sufren hambruna, si hay medicamentos y no se puede acceder a ellos cuando se esta enfermo, si la riqueza del país aumenta y millones de ciudadanos sufren pobreza energética, si  un país esta desinformado y sumido en la ignorancia, si las leyes  no son suficientes para proteger a los individuos de los abusos del poder, si no se respetan los derechos elementales de las personas, conculcando los derechos humanos, si solo se apoya y beneficia a una elite dirigente mientras se mantiene en la penuria y pobreza a la gran mayoría, si los corruptos campan a sus anchas y se sigue votando a los ladrones de siempre, si el capital aumenta sus riqueza a costa de una gran masa explotada, si la bonanza económica del país no repercute en los ciudadanos mas necesitados, es que el sistema no funciona y la democracia es una cáscara vacía, que hace de la constitución un papel mojado, aunque los ciudadanos voten cada 4 años y tengan sus representantes en el parlamento. La realidad es que vivimos en una sociedad, donde apenas nadie se da cuenta de que es manipulado y sus destinos están marcados por los que mueven los destinos de las gentes a su antojo: ese oscuro, abominable y peligroso club de supermillonarios que manejan los hilos del poder político tras las cortinas y marcan las pautas sociales y económicas de la sociedad y los ciudadanos. Cuando nuestra Constitución es ninguneada, nuestra democracia se convierte en una cáscara vacía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario